Hola mis queridísimas lectoras amigas!! Espero sepan disculpar mi ausencia, ¡las extrañé mucho!!! 
Les cuento que estos últimos días de mi vida han sido muy intensos, de sentimientos encontrados, y por sobre todas las cosas de mucho stress.
Siempre dije que debería escribir un libro autobiográfico que narre las experiencias que he vivido aquí en Estados Unidos, porque aunque no son experiencias super extraordinarias, si son aventuras, algunas merecen ser recordadas, otras no tanto, pero todas dejan enseñanzas.
Como ya les había dejado saber vino mi mamá de visita desde Argentina, junto a mis 2 hermanos menores (en total somos 4 hermanos, siendo yo la más grande)  a mi mamá hacía 2 años que no la veía, pero a mis hermanitos hacía desde el 2002 que no los veía, ellos  son muy especiales para mi, ya que nacieron cuando yo ya era adolescente, y estuve poco con ellos, pero fue un tiempo intenso lleno de amor y ternura, los adoro!!! Por otro lado con mi mamá, como ya otras veces les he contado, ni los años ni la distancia, logran que el cordón se corte..jejejeje 

Esta es la parte bella de la historia de mis pasados días, parte de reencuentros, amor, alegría, risas, paseos y mates en familia.


Pero paralelamente, también vivía una pesadilla, no se si recordarán que hace 6 meses les contaba que me había mudado a una nueva casa, muy hermosa y en una zona bella, pero no fue mucha la suerte, ya que el dueño de la misma resultó ser un loco de atar, que empezó a perseguirnos con sus locuras. 
Al principio no le hacíamos mucho caso, ignorabamos sus salidas, pero luego comenzó a tramar horribles planes en contra nuestra, hasta el punto que llegó a hacer de nuestras vidas un infierno, y todo empeoró muchisimo justo cuando llegó mi mamá, por un lado me daba muchísima ira que éste “monstruo” nos arruinara el reencuentro, ya que no nos vemos tan seguido y los pasajes son carísimos, pero por otro lado agradecí que estuvo mi mamá en esos días para acompañarme, contenerme y ayudarme. Porque fueron días muy feos, les aseguro que me sentía la protagonista de una película de terror,  mi familia la víctima de una persona que debería estar encerrada.


En conclusión, buscamos un nuevo lugar para vivir, y huímos de allí. 
Mis visitas se fueron dos días antes de que me mudara…. así es que mis pasados días fueron de  sabor agridulce, con sus cosas hermosas y otras no tanto, pero hemos sobrevivido. 
Esa es la historia amigas…..quiero agradecérles a todas las que me enviaron mensajitos y que estaban preocupadas y querían saber si estaba bien!! ¡Estoy de vuelta y con todo!!
Un abrazo.
                       Romina.