Acabo de regresar del médico, escuela y compras, corriendo a mil kilómetros por hora de un lado para otro, enciendo la compu y veo que muchas blogueras se han unido a la campaña de un día de silencio en los blogs en apoyo y solidaridad con nuestros hermanos asiáticos que transcurren uno de los peores momentos de los últimos años.
Y ahí caigo de lo agradecida que tengo que estar por poder estar viviendo y disfrutando de mi vida cotidiana y normal, de mis hijos, de mi marido, de mi hogar y del tiempo cálido que al fin ha llegado. 
¿Cómo será haberlo perdido todo y no tener ni la más mínima idea de lo que ocurrirá a continuación? 

Casualmente, esta mañana escribía un artículo para el diario sobre somo ayudar al pueblo japones, lo pueden leer haciendo click en el siguiente enlace: Tragedia en Japón ¿Cómo puedes ayudar?, y digo casualmente, porque acabo de enterarme de la campaña “For Japan with love”. 
Por favor mis queridas lectoras, si pueden ingresen en el artículo del diario y compartan con cuantos puedan la información que allí publiqué, porque se necesita muchísima ayuda. 
Lo que vive Japón no sólo es muy triste, es un desastre, y que esperemos jamás ninguno de nosotros tengamos que pasar por una situación tal, pero ellos lo están, tuvieron terremoto, tsunami y ahora la crisis nuclear, la verdad que tan sólo escribir estas líneas se me hace un nudo en la garganta y me quedo sin poder seguir.


Por eso por supuesto que me uno “Por Japón con Amor” y las invito que tanto blogueras como lectoras, lo hagan y ayuden, aunque sea tan solo pasando la información, ya es una forma de ayudar, también encontrarás más información ingresando aquí: Help for Japan sobre esta campaña de blogueros y lectores.
Gracias por tu tiempo y feliz vida!