Hace unos días atrás estaba leyendo un blog español escrito por un psicólogo, el sitio se llama Mente Libre, y habla sobre la educación de los niños, me gustan mucho sus ensayos y reflexiones. Uno de los artículos me derivó hacia otro en el que hablaba del castigo físico en los niños y lo negativo que este método de disciplina puede ser tanto en niños como en los padres que lo aplican.



He visto muchas veces, con dolor en el corazón como algunos niños reciben una nalgada como resultado de un berrinche, por no querer prestar un juguete o por salir corriendo a la calle.


Fui criada sin castigo físico  y jamás creí que es un buen método de disciplina para mis hijos, aunque a veces parece la herramienta más sencilla para que te presten atención o te hagan caso, y aunque alguna que otra vez le he dado algún chirlo a mis hijos, no me gusta, me doy cuenta que es producto de mi propia frustración, y como he ido creciendo y madurando, respiro profundo e insisto con la palabra. Además otros tipos de castigo tienen resultado positivo, como dejarlos sin jugar con los amigos, sin mirar tele o usar la computadora, no digo que sea fácil, pero soy mamá y quiero lo mejor para mis hijos, no importa que no sea lo más fácil para mi.


He experimentado con mi propio ser, la sensación de culpa que produce sentir que se te escapa la situación de las manos.


Hace 2 días atrás, llega  a mi casilla de correo, un post que se llamabaPorqué azotar está mal”, una mamá contaba su experiencia con su hijita después de haber visto en la fila del supermercado como una mamá le daba un azote a su hijito por no comportarse y lo mal que se sintió su hija por presenciar esa situación. Me quedé muy sorprendida al ver la cantidad de comentarios en contra que recibió  de madres aprobando el castigo físico, indicando además todos los beneficios y situaciones en el que debe ser aplicado, decían por ejemplo que se debe pegar a los niños en la privacidad del hogar y no como el resultado de no saber que más hacer, si no en forma consciente de que es lo mejor que puedes hacer para que tu hijo entienda y obedezca, decían que no les produce ningún trauma al niño, sino que al contrario aprenden a adaptarse y a obedecer reglas y a enfrentarse a la realidad de que en este mundo todo lo que haces tiene su efecto y que debes hacerte responsable de tus actos, también daban consejos de como pegar sin dejar marcas, etc….. ¡muy deprimente!


En pleno siglo XXI, con infinitos estudios, como el del psicólogo que mencionaba anteriormente, hechos acerca del tema, me pregunto ¿como pueden existir madres que todavía crean que invadir la confianza, la autoestima, la privacidad corporal de un niño puede ser bueno? ¿cómo pueden seguir creyendo que a veces con hablar y el ejemplo no es suficiente? ¿cómo se puede creer que sólo con  AMOR no es suficiente? ¿acaso existe el “te pego porque te quiero“? 


La cantidad de comentarios a favor de los golpes superaba enormemente a los en contra, me imagino la tristeza que habrá sentido esa mamá bloguera que defiende el amor y el respeto.
¿Cómo se puede seguir enseñando que a golpes se solucionan las cosas y después oponernos a las guerras, a los conflictos armados, violentos?


El psicólogo explica que un niño cuando está en el vientre está protegido, con calor, alimentado, nada le falta, nada puede ser más perfecto, una vez que nace  está sólo, y a la merced de lo que hagan con él, pero el universo le ha regalado dos tesoros, que son todo para él, sus padres. Estos por ignorancia, deciden quebrar esa imagen, esa confianza, ese amor incondicional, esa entrega, ocasionando dolor físico apropósito porque ¿creen que es lo mejor? 


No puedo entender semejante incoherencia, y sufro porque jamás creí que todavía tantos padres defendieran estos sistemas, que creía arcaicos, aunque veo son muy contemporáneos aún.


¿Hacia dónde vamos? ¿que le estamos entregando a nuestros hijos? No veo como algo más que el AMOR pueda ser mejor, si queremos un mundo mejor debemos revolucionarnos contra nosotros mismos, y romper con las cadenas enfermas, cíclicas de comportamientos erróneos  o al menos reflexionar sobre lo que estamos haciendo.
Como dice la canción de The Beattles “ALL YOU NEED IS LOVE”…….