Como todo en la vida, si queremos que nuestra piel luzca siempre bella, sana, suave y radiante, merece cuidado y dedicación.
Una de las primeras cosas que hacemos al ver que nuestra piel está reseca, es aplicarnos crema humectante, pero ¿sabías que no es suficiente y la mayoría de las veces inútil? te explico porque.


Para que nuestra piel pueda absorber los nutrientes de la crema humectante que nos colocamos, primero debemos realizar unos pasos previos para preparla.


1: Si tenemos la piel seca es un indicador que nuestro cuerpo no está bien hidratado, aunque parece obvio, el problema es que si no tenemos nuestro cuerpo hidratado por dentro, sencillamente la piel no puede absorber la humectación que se le proporciona por fuera, entonces ¿que hay que hacer? ¡tomar agua!! y mucha, al menos dos litros diarios, es lo que recomiendan los dermatólogos, mucho líquido y si es sólo agua, mucho mejor. Sobre todo en el verano, que se pierde más líquido a través de la transpiración, evitar el te negro y café que son diuréticos y por lo tanto contribuyen a que nos deshidratemos más rápido.


2: Una vez que comenzamos a hidratarnos adecuadamente, realizar una limpieza profunda de la piel, para ésto contamos con maravillosas herramientas, como la maquina de limpieza profunda del cutis Neutrogena Wave Sonic (puedes ganar una aquí en el blog ) con la cual no sólo purificarás tus poros de impurezas y toxinas, sino que además masajearás y activarás la circulación de tu rostro predisponiéndolo a una mejor absorción de nutrientes.


3: Limpia  tu rostro al menos una vez por día, o dos veces al día ( a la mañana y antes de ir a dormir).


4: Siempre limpia tu rostro del maquillaje (nunca te vayas a dormir con el maquillaje sin eliminar es dañino para tu piel y tus almohadas😉 )


5: Luego de la rutina de limpieza, aplica una buena crema hidratante, trata que la misma no contenga fragancias y que sea lo más natural posible.


6: Usa todos los días protector solar en tu rostro: cuida y protege tu piel de los rayos del sol, que pueden derivar en enfermedades y envejecimiento prematuro de la piel.


7: Coloca una crema humectante antes de ir a dormir.


8: A la mañana, cuando te levantas lo primero que debes hacer es beber un vaso de agua.


Parece mucha información, pero absolutamente todos los pasos son sencillos  y fáciles de seguir, es cuestión de acostumbrarse y realizar la rutina todos los días, el cambio es notablemente visible el primer día.


Realizemos el cambio desde ahora y luciremos una piel radiante y suave durante el verano y nos dispondremos a tener una piel sana y fortalecida para soportar los vientos y el frío del invierno.


Y hablando de cambios, Neutrogena tiene una grandiosa campaña llamada “Wave for change”, cuando compras cualquier producto de Neutrogena de limpieza facial, acné o cosméticos, ellos donarán $1  a GlobalGiving hasta que lleguen a los $250,000. 


Para participar debes registrarte aquí: Neutrogena Wave for Change e ingresar el código de tu producto, campaña disponible hasta el 31 de agosto.
Participa uniéndote a la ola de cambios, mejora tu piel y el mundo, ingresa a la página  Wave for Change aquí.
Para aprender sobre los excelentes productos de Neutrogena haz click en este enlace.

Aclaración: Este es un artículo patrocinado.